EFECTOS DE UN PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO INTERVÁLICO DE MÁXIMA INTENSIDAD EN HIPOXIA (IMIHT) SOBRE ESFUERZOS INTERMITENTES Y SPRINTS REPETIDOS.

A continuación os dejo el resumen y conclusiones del estudio científico que llevé a cabo durante el Máster de Investigación.

RESUMEN

El entrenamiento en altura consiste en entrenar o vivir a una altura determinada donde la presión parcial de oxígeno es inferior a la del nivel del mar, de tal manera que la concentración de oxígeno que se respira es menor. Hipoxia hace referencia a este tipo de entrenamiento donde, en lugar de subir a grandes alturas, se respira aire empobrecido en oxigeno mediante un dispositivo simulando el ambiente de las grandes alturas. Los objetivos principales de ambas formas de entrenamiento son: mejorar el rendimiento deportivo, aclimatación a la altitud o sentirse mejor. En el pasado, los deportistas tenían que subir ciertas alturas para obtener estos beneficios, en la actualidad se dispone de cierta tecnología que permite obtener esos mismos resultados desde cualquier lugar. Tras medio siglo de investigaciones sobre cómo mejorar el rendimiento deportivo mediante el entrenamiento en altitud centrado principalmente en deportes aeróbicos y pasando por varios protocolos de entrenamiento, nace un nuevo concepto: IMIHT (Intermittent Maximal Intensity Hypoxic Training) o en castellano: entrenamiento interválico de máxima intensidad en hipoxia (EIMIH), el cual pretende unir los beneficios del HIIT (high intensity interval training) o en castellano: entrenamiento interválico de alta intensidad, junto con los beneficios del entrenamiento en altura. Existen sólo 3 estudios, del 2013, que presentan de este nuevo protocolo y lo realmente interesante es su aplicabilidad a los deportes de equipos o con esfuerzos máximos intermitentes. El estudio que se llevó a cabo fue a simple ciego con 3 grupos: hipoxia (HIP) que entrenaba bajo condiciones de hipoxia, normoxia (NOR) que entrenaba en condiciones normales y control (CON) que no hacía entrenamiento. Se realizaron tests aeróbicos y anaeróbicos así como tests que median parámetros fisiológicos y valores hematológicos. El entrenamiento consistió en 8 sesiones de IMIHT, realizando 2 a la semana. La sesión consiste en 2 series de 5 sprints a máxima intensidad con 20 s de descanso entre sprints y 10 m de descanso entre las series. En base a los resultados obtenidos, existe una controversia en cuanto al efecto de la hipoxia en programas de entrenamiento interválico de alta intensidad. Se puede afirmar que, 8 sesiones de HIIT producen mejoras a nivel hematológico, en composición corporal y en los tests realizados, sin embargo 8 sesiones de IMIHT (FiO2 = 14,5%) no reflejan una mejora más evidente en ninguno de los valores anteriormente mencionados. El IMIHT es un protocolo muy novedoso que puede garantizar mejoras y beneficios en el rendimiento de deportes de equipos y esfuerzos intermitentes pero más estudios son necesarios para reafirmar su efectividad y aplicabilidad.

CONCLUSIONES

  • Realizar un test de familiarización puede mejorar los resultados del pre test (el sujeto ya sabrá a lo que se enfrenta). Así mismo, los resultados pueden ser más válidos y fiables (no habrá una diferencia tan notoria entre el pre y el post test). También, evitará el error de medición efecto aprendizaje.
  • El HIIT puede mejorar los niveles de hemoglobina en sujetos no entrenados en 8 sesiones de trabajo, pero se puede conseguir un efecto mayor y más duradero si este entrenamiento se realiza bajo condiciones de hipoxia con una FiO(concentración de oxígeno en la mezcla del aire expirado) de 14,5%, el equivalente a 3400 m de altitud.
  • El protocolo IMIHT durante 8 sesiones de trabajo puede mejorar los niveles de hematocrito en sujetos no entrenados. Dicho efecto puede verse mantenido tras finalizar el entrenamiento (mínimo 2 semanas más).
  • 8 sesiones de HIIT pueden influir positivamente en la pérdida de grasa y en el tono muscular por lo que se produce una mejora de la composición corporal. Dichas diferencias no son tan notables con el efecto de la hipoxia.
  • El HIIT puede mejorar el rendimiento de esfuerzos intermitentes en sujetos no entrenados en 8 sesiones de trabajo y puede conseguir un efecto que dure hasta 2 semanas después de haber finalizado el entrenamiento. Mientras que si éste mismo entrenamiento se realiza bajo condiciones de hipoxia la mejora no es tan importante y dicho efecto no dura tras finalizar el entrenamiento.
  • El HIIT puede mejorar la potencia media de los primeros sprints (test de sprints repetidos) mientras que el IMIHT puede mejorar la potencia máxima de los mismos.
  • Debido a la controversia observada, más estudios sobre el IMIHT son necesarios para demostrar su eficacia en el rendimiento deportivo.

Máster Universitario en Investigación. Trabajo Fin de Máster 2013/14. Universidad de Extremadura. “Efectos de un programa de entrenamiento interválico de máxima intensidad en hipoxia (IMIHT) sobre esfuerzos intermitentes y sprints repetidos”.

Últimas entradas

Dejar un comentario